Categories
Notícies

Barcelona responde al Covid-19 con un Sant Jordi en los balcones

Turisme de Barcelona apoya la iniciativa de Casa Batlló de adornar las casas particulares con rosas rojas para dar a conocer esta tradición catalana en todo el mundo y reactivar la promoción turística.

MARISA ANGLÉ, Expansión

Barcelona se ha propuesto que el próximo 23 de abril todos los balcones se llenen de rosas rojas. Lucha para que el Covid-19 no eclipse una de las tradiciones más arraigadas de Cataluña y que las imágenes de las fachadas adornadas lleguen a todo el mundo como símbolo de cultura, convivencia e identidad.

La idea salió de Casa Batlló, el histórico edificio de Gaudí propiedad de la familia Bernat (expropietarios de Chupa Chups), que ya hace años que celebra Sant Jordi con centenares de rosas rojas en su fachada.

Este año, en que los catalanes no podrán salir a la calle a comprar libros y rosas a causa del confinamiento, la casa-museo de Gaudí propuso que la festividad se trasladara a los balcones particulares, una iniciativa que ha retomado el consorcio público-privado de promoción turística de la ciudad, Turisme de Barcelona, con la idea de reactivar el márketing internacional y ayudar a un sector que en los próximos meses lo va a necesitar.

La campaña, bajo el lema #TotsFemSantJordi, ya circula por las redes sociales, con propuestas sobre cómo crear rosas caseras, con materiales reciclados y de forma que también sirva de entretenimiento para los más pequeños.

Según la nueva directora general de Turisme de Barcelona, Marian Muró, “iniciativas como la de Casa Batlló ayudan a superar estos momentos a través de propuestas vinculadas a valores como la convivencia, la solidaridad y la ciudadanía, que refuerzan nuestra cultura y proyectan nuestras tradiciones”. Además, Muró destacó el esfuerzo que están realizando las empresas del sector turístico que se han volcado en medidas y propuestas en la lucha contra el Covid-19.

Ir a la fuente